dimarts, 31 de gener de 2006

Noves guerres a la recerca d'un nom

Hi ha gent que agafa distància per tal d'esbrinar els origens de la disbauxa dels nostras dies:

"(...) después del 11 de septiembre del 2001 aceptamos el linchamiento. Desde aquel infausto día que destruyó la confianza en la impunidad imperial y nos dejó solos entre muchos muertos y bastantes fantasmas, desde ese trágico día nos convertimos en forajidos, o más bien admitimos que el comportamiento de los sin ley era nuestra mejor respuesta, nuestra mejor defensa. Haremos como ellos, dijeron los que ya eran como ellos antes de que los demás soñaran con alcanzar tal nivel de desprecio y criminalidad. La dinámica es muy sencilla y muy fácil de explicar, y además es tan vieja como el crimen de Estado. Cuando una sociedad se siente atacada, lo paga con los más débiles de sus enemigos (...)"

L'article es de Gregorio Moran i va aparéixer a la Vanguardia. L'enllaç ací.